lunes, 19 de noviembre de 2012

Manto

Quizá engañé a quien preparó las nubes, aun llevando conmigo la cámara no era el día en que había planeado salir, pero cuando vi el cielo supe que era el momento.

Buscaba poder recrearme en la niebla, pero en su lugar me acompañó una suave y envolvente llovizna, cubrió de una luz especial el paisaje, y me dejé iluminar...

2 comentarios:

  1. Preciosa. Una imagen que no precisa de texto porque lo "transmite" todo. Buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, la verdad es que el ambiente era especial.

      Eliminar