lunes, 29 de abril de 2013

Nada




De improviso, cuando la bruma desaparece de mi mente, descubro la presencia de una dama gris, me acaricia y envuelve en su manto y me conduce más allá del  tiempo...



 
 
 
La niebla suele aparecer muy raramente, aunque el entorno no es el más idílico, quise atraparla en lo posible.