lunes, 2 de abril de 2012

Turbulencias




Tras la tempestad siempre antes o después llega la calma. Unos cuantos kilómetros de costa y un par de meses separan estas dos imágenes. El momento vital muy parecido, necesidad de dejar la mirada libre y tratar de recoger la pequeña belleza que pueda encontrar.





Me gustan las tormentas, pero sólo presenciarlas...

2 comentarios:

  1. Interesantes dualidades, cielo de tormenta - cielo en calma. Curioso observar lugares en momentos diferentes. Aunque el punto de la costa no sea el mismo el mar si lo es.

    Sigue adelante con el blog!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar y por los ánimos. Me resultó interesante la transformación del cielo y el paisaje, y cómo puede transmitir cosas tan opuestas.

      Saludos

      Eliminar