lunes, 17 de marzo de 2008

Leander, o mi inicio en la pasión por las rosas.

Cuando me decidí a crear una rosaleda en sentido estricto (tenía otros rosales más, dispersos en el jardín), decidí hacerla planificando cuidadosamente cada cultivar. Gracias a vosotros (y a los que me refiero lo saben), conocí los rosales ingleses. Me intrigaba escuchar "Grupo Leander", pero Leander no era tan frecuente verlo, lo busqué y.... voilà, me fascinó.Así que, aquí está. Lleva poco tiempo conmigo, pero ha respondido con creces mis expectativas. Crecimiento vigoroso como trepador (nada pequeño, aunque así lo indique Austin), color, perfume, refloración... Os cuento pormenores.


Su color varía en las floraciones, más melocotón en verano, para pasar al amarillo - rosa en otoño. Su perfume.... maravilloso,frutal, con notas de pomelo rosa y algo de melocotón. Muy resistente a plagas, no le afecta, para mi alivio, la araña roja. Algo de pulgón y cochinilla, nada serio. Reflorece muy bien, sólo me queda valorarlo como flor de corte. (Esta temporada pasada me dio pena cortar las rosas de la planta).

Su crecimiento me desconcertó un poco, pues uno de los brazos tomó toda la energía y se hizo de dos metros, dando flores preciosas. Esta temporada promete, pues no dejan de crecer brotes laterales, y se están desarrollando los otros basales.

Primeras flores:



Otoño: